Experiencia Venezolana con Fototerapia UVB Banda Estrecha en el Tratamiento de Enfermedades de la Piel

abril 6, 2008

roche.jpgDra.  Marie- Noëlle  Roche

Dermatólogo

Centro de Fototerapia CENFOCA

Caracas, Venezuela

Un grupo de enfermedades crónicas de la piel son de difícil manejo terapéutico para el dermatólogo y como consecuencia, generan un estado de ansiedad importante en el paciente por no conseguir este una mejoría, al menos parcial, en corto a mediano plazo.  Entre estas patologías, se encuentran l a psoriasis, parapsoriasis, vitíligo, pitiriasis liquenoide crónica, micosis fungoide, prurigo, dermatitis atópica, y  morfea, entre otras. Mediante la utilización de fototerapia con luz ultravioleta B banda estrecha, hemos obtenido muy buenos resultados terapéuticos en periodos cortos de tratamiento, lo cual la convierte en una importante alternativa en el arsenal terapéutico de estas enfermedades de difícil abordaje y mantenimiento.

Nuestro centro tiene hasta la fecha cinco años de funcionamiento y hemos tratado gran cantidad de casos de psoriasis, parapsoriasis, vitíligo, pitiriasis liquenoide crónica, prurigo, dermatitis atópica, micosis fungoide y morfea. Estos pacientes son referidos por dermatólogos, por servicios de dermatología de hospitales públicos del país, o acuden por referencia de otros pacientes o amigos. El número de sesiones requeridas para lograr mejoría depende mucho de la patología a tratar así como de su extensión. Una psoriasis en placa moderada a severa requiere en promedio 40 sesiones acudiendo el paciente tres veces por semana, obteniéndose un 80 a 90% de mejoría con aclaramiento de la mayor parte de las lesiones, entrando en fase de mantenimiento una vez se encuentre libre de lesiones, debiendo acudir al centro cada siete a diez  días.

El paciente con vitíligo acude dos veces por semana y aproximadamente a la decima sesión de fototerapia, se observan puntos de regimentación en sus manchas blancas, y si estas se ubican en la cara, la regimentación se completa entre las veinte y treinta sesiones o aun antes si se trata de un niño. Si se trata de un vitíligo generalizado el número de sesiones puede ser mayor.

En cuanto a patologías como pitiriasis liquenoide crónica y parapsoriasis, la evolución es excelente, observándose gran mejoría en solo pocas sesiones.  Enfermedades como la micosis fungoide y la morfea requieren de dosis de luz más bajas que las antes mencionadas y hemos obtenido éxito en controlarlas tanto en adultos como en niños. Con menos frecuencia se han tratado pacientes con dermatitis atópica y prurigo, los cuales no deben de estar en la fase aguda de su enfermedad ya que esta puede empeorar con fototerapia, sin embargo hemos observado que el prurito característico de estas patologías, disminuye en forma importante y hasta desaparece con UVB banda  estrecha.

En conclusión, nuestra experiencia con fototerapia UVB-BE ha sido muy exitosa para el tratamiento de patologías que son de difícil manejo y que causan gran ansiedad en los pacientes que las padecen , por lo cual estos se sienten muy agradecidos al percibir una rápida mejoría de los síntomas que en muchos casos han estado presentes por diez, quince y hasta veinte años de sus vidas, y que solo habían podido ser parcialmente controlados por periodos variables de tiempo.

Como me decía un paciente que ha sufrido de psoriasis por veinte años: ¨por fin estoy  sin lesiones, y no tengo que utilizar cremas, ni tomar pastillas, me siento como si hubiera nacido de nuevo!!!!

Share