Incrementan las infecciones respiratorias agudas en Venezuela

octubre 18, 2010

Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela (*)

En los últimos dos años se ha observado un incremento en el número de casos y de tasas de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) en Venezuela, el acumulado de casos hasta la semana  epidemiológica Nº 38 es de 4.568.360, un incremento de 3,26 % (144.548 casos más) sobre las cifras de la semana correspondiente de 2009, que ascendieron a 4.424.202; tomando en cuenta que el año 2009 fue el año de la pandemia por influenza A (H1N1).  También la cifra es superior a la mediana 2007-2009 que fue de 4.303.270 casos. En la semana epidemiológica Nº 38 el número de casos ascendió a 124.995; (Gráfico Nº 2) 9.808 casos más que en la semana correspondiente de 2009. La razón Endémica para el número de casos acumulados es de 1,06.
 
El riesgo de IRA es mayor en los niños de 1 a 4 años y en menores de 1 año.  (Gráfico Nº 3 y Nº 8)
 
Este aumento del número de casos de IRA, aun con una razón endémica dentro del valor esperable, preocupa porque no refleja la existencia de un importante subregistro, en especial en los grupos de edad más jóvenes y además por la falla de aplicación de los criterios diagnósticos para definir algunas de las enfermedades con mayor impacto epidemiológico (por su elevada capacidad de contagio como la tos ferina, el sarampión y la influenza.)
 
La OMS también revela que aproximadamente un 70% de los casos de tos ferina se presentan en niños de menos de 12 meses de edad. Sin embargo, en los últimos años se ha visto un importante incremento en tos ferina en adolescentes.
Algunos países, como Uruguay, han registrado un aumento de más del 700% en los casos reportados en los últimos 3 años; mientras que en Costa Rica durante 2006 hubo una epidemia que causó la hospitalización en estado grave de 20 bebés, más de la mitad fallecieron.
En Venezuela prácticamente se triplicaron los casos de tos ferina entre el 2003 y el 2006, pero en  2007 y 2008 nuestra nación no reportó a la OMS los casos ocurridos.

                                                                                        
Según la Global Pertussis Initiative, iniciativa establecida en 2001 para analizar estrategias de control de la enfermedad, la incidencia de esta se encuentra en ascenso y se ha vuelto un asunto de salud pública grave.

De acuerdo con eso, la tasa de mortalidad en los niños menores de un año que contraen tos ferina es de un 4%, tal es así que actualmente es considerada como la quinta causa de muerte provocada por enfermedades prevenibles a través de la vacunación lo que indica, en definitiva, un resurgimiento de la grave dolencia en América Latina.
 
A esto se agrega la baja cobertura de inmunización para tos ferina, difteria y sarampión lo que se corresponde a un elevado índice epidémico y la ausencia injustificable y total de inmunización en Venezuela contra la influenza pandémica y contra la infección por neumococo en niños. La primera de estas inmunizaciones, anunciada y ofrecida a nivel nacional para iniciarse en enero de 2010 y la segunda suspendida su introducción  indefinidamente desde junio de 2008.
 
Una expositora, participante en el Congreso de la Sociedad Venezolana de Infectología realizado esta semana en Caracas, informó sobre la llegada al país de “algunas dosis de la vacuna contra la influenza pandémica, desde hace dos meses, que ha comenzado a aplicarse en algunos casos”. De ser así, no hay justificación técnica ni ética alguna para iniciar un programa de vacunación contra influenza pandémica sin comunicarlo previamente a la población, como tampoco tiene sentido aplicarlo en algunos estados y no en otros y menos, no definir la población de susceptibles a vacunar.
 
Por todas estas razones, es posible esperar un aumento en la circulación de estos virus y bacterias de elevada capacidad de contagio y el desarrollo de brotes de la enfermedad a partir de casos importados de países con actividad de las enfermedades citadas. La OPS ha advertido de la circulación reciente del virus de sarampión en Argentina y Brasil y varios estados de los Estados Unidos como California han reportado brotes de tos ferina. La aparición de estos brotes ha puesto en evidencia bajas coberturas en algunas localidades y municipios, y también la ausencia de protección total contra la B. pertussis si no se cumplen al menos 3 dosis de las nuevas vacunas acelulares y la necesidad de administrar dosis de refuerzos en adolescentes y en adultos jóvenes después de 10 años de haber recibido la última dosis. Esto ha llevado a recomendar también el refuerzo en los padres jóvenes con recién nacidos.
 
La cobertura de inmunización contra sarampión en Venezuela en 2008 fue de 56 %, en 2008 aumentó 81 %.
La cobertura contra tos ferina en Venezuela en 2007 también fue deficiente, de 62 % y en 2008 de 22,7 %. Otras fuentes oficiales indican que fue de 51 % para ese año. Las coberturas con pentavalente en los primeros 9 meses de 2010 han sido insuficientes; algunos estados como Monagas reportan entre 39 y 44 % de cobertura. (Diario La Prensa, Monagas, 15-10-2010). La máxima tasa de notificación de la enfermedad en la última década ocurrió en 2006 con 0,401.
 
Los Índices de Riesgo y el acumulado de susceptibles en el período 2000-2007 pueden ser revisados en la tabla Nº 1;  nos indica un número elevado de susceptibles y un índice de riesgo de 2,38 para tos ferina y difteria en menores de 1 año. Para el componente parotiditis 4,1.
 
Las estadísticas en Venezuela indican que en los últimos 6 años se ha duplicado el número de casos de tos ferina, estamos hablando de 550 casos reportados en registros de epidemiología del Ministerio de Salud para el año 2000 y un mil 380 casos registrados para el año 2007. Hay que considerar el subregistro típico de esquemas donde no exista una buena obtención del dato base. Es una realidad epidemiológica que nos obliga a re considerar la eficiencia de la vacuna como la herramienta fundamental para la prevención de la tos ferina.
Varios estados en Venezuela han registrado casos de tos ferina y “síndrome coqueluchoide” en 2010 por lo que las autoridades de salud deben extremar las medidas de vigilancia y control de estas enfermedades. En 2009 el número de casos de tos ferina registrados solo fue 280. En 2010, hasta la semana Nº 38, fue de 94.
 
La Comisión de Epidemiología de la RSCMV contribuye a diseminar información  sobre este importante problema de salud mediante la publicación en el ALERTA EPIDEMIOLÓGICA Nº 154, de datos oficiales no divulgados. Así mismo, hace un recordatorio a los profesionales de la salud a contribuir con la medidas de prevención, vigilancia y control de las Infecciones Respiratoria Agudas. La sospecha de casos de sarampión y tos ferina debe extenderse a grupos de adolescentes y adultos jóvenes.

Consulte el texto completo con los gráficos: RSCMV ALERTA EPIDEMIOLÓGICA Nº 154. IRA,TOS FERINA

(*) Comisión de Epidemiología.

Share